VENGO ELEGANTE (17/3)

Nada de pasar la cuarentena entera en chándal, zapatillas de estar en casa y pelo recogido en coleta medio deshecha.

Hoy Laura pedía en su reto de lettering recrear la canción Te quiero igual, de Novedades Carminha. Yo no la conocía, y me ha parecido muy divertida, un poco en plan retro-guay (yo me entiendo).

Pues eso, que aquí está mi tag con una frase de la canción. Ojito, que…

¡Vengo elegante! Claro que sí, que no se diga. Y aquí seguimos, sumando tags:

Y mañana… más, claro.

Nota: tengo problemas con algunas partes del blog. Intentaré solucionarlo mañana y mejoraré la entrada (edición de enlaces, etiquetas y tal). Pero no quería perderme el reto hoy. Por un día que vengo elegante…

Nota 2 (18/3): Problemas solucionados. Oh, yeahhhh!

ABRE LAS PUERTAS (16/3)

Seguimos aderezando la cuarentena con un poco de música, de la mano del reto marchoso de Portulaca. Hoy nos invitaba a escuchar a Coque Malla y su “Lo hago por ti”. Después había que hacer en lettering una frase de la canción, pero como le sigo saliendo rebelde a Laura (y ella me deja porque es un sol)… aquí está mi tag de hoy:

Abre las puertas, cierra los ojos… ¡y a bailar!

Gracias, Laura, por el buen rato. Mañana más #encasaconportulaca.

TAG CON MARCHA (15/3)

Herramientas, recursos, instrumentos. Lo que haga falta para que el amor venza en tiempo de coronavirus. En eso andamos, aunque sea dando vueltas por el salón de nuestra casa.

Por suerte tenemos quien piense por nosotros a veces, y hoy vengo con la iniciativa de Laura, el alma mater de la tienda Portulaca de mi ciudad. Se le ha ocurrido esto:

Guay como idea, ¿verdad? El reto consiste en hacer con lettering una frase de la canción diaria. Pero bueno… le he puesto ojitos a Laura y me ha dejado ir por libre e interpretar cada canción a mi manera, es decir, en scrap.

Aquí tenemos el primer tag, el del día 15 de marzo, al ritmo del Kanka y su Qué bello es vivir:

Venga, que el ritmo no pare. A bailar por el pasillo, he dicho.

Y mañana más.

UN NUEVO SEPTIEMBRE

No nos quejemos de septiembre, que septiembre nos trae vidilla.

Sí, y rutinaria rutina, y actividades extraescolares por doquier, y pruebas de evaluación inicial. También madrugones impuestos y empezar otra vez a preparar bocadillos varios para el recreo todas las mañanas antes de salir de casa.

Pero, pero, pero… nos trae vidilla. Y también unas temperaturas que permiten respirar. Hoy en mi tierra hemos tenido hasta olor a tierra mojada, qué más se puede pedir.

Más en concreto, septiembre me trae a mí siempre de la mano un nuevo horario, nuevos grupos, nuevas aulas, los cambios en las rutinas de mis hijos… y la necesidad de tener confianza en que al cabo de un tiempo todo irá encajando y fluirá. Aquí mi motivational card de la temporada:

SIGUE LEYENDO…

LOL

Lo de las endorfinas no es ninguna bobada. Claro que queremos sentirnos bien, pero ¿de verdad es tan sencillo activar la “hormona de la felicidad”?

A ver, si nos viene buena racha pues mejor que mejor, uno sonríe hasta mirándose al espejo, pero ¿sabíais que incluso cuando nos obligamos a reír se despierta a la maravillosa bestia, más pura la luna brilla y se respira mejor? (con o sin ángel de amor… chiste malo).

SIGUE LEYENDO…

Zapatillas y a por septiembre

Entre los mil millones de cosas que me gustan del mes de septiembre está el cambio de ropa y calzado. Sinceramente pienso que favorece más la ropa de otoño y más sinceramente aún pienso que ese cambio a calcetines y zapato cerrado te ahorra mil rozaduras y  marcas de tiras de sandalias incrustadas en el pie. Así que, venga, celebremos septiembre como debe ser:

IMG_20180830_102923

Sigue leyendo