TRES, DOS, UNO… Y FIN DE FIESTA PORTULACA (27-29/3)

Bien está lo que bien acaba.

Y yo, para compensar mi falta de constancia al final del reto de lettering musical de Portulaca, traigo los tres últimos tags de tirón.

Así que, venga, que empiece la fiesta:

El día 27 de marzo teníamos a Tino Casal y su mítica canción Embrujada. Esta es mi versión tag:

El día 28 de marzo tocaba un grupo que yo no conocía ni de oídas (ya, no es el más fino de mis sentidos, pero entendéis… el sentido). Me gustó la canción Héroes del sábado de La M.O.D.A. y este fue el tag:

Y acabamos la fiesta precisamente así, subidos encima de la mesa y bailando. Porque vosotros no lo sabéis, pero eso es lo que hicieron estas dos amigas mías cuando escucharon Saca el güisqy Cheli, de Desmadre 75:

Y ya está, ahora da penita, ¿no? Bueno, cuando los veo todos juntos me pongo contenta:

Gracias por el viaje, Laura. Ha sido un placer acompañarte.

RAÍCES (22/3)

Querida Laura:

No era necesario. En serio te lo digo. No era necesario machacarme con el tema “plantas”. Seguro que lo has hecho a mala idea porque sabes que las mato todas.

Todas menos esta:

Te perdono porque la canción La Maceta, de La Cabra Mecánica tiene ritmo para dar y regalar. Y porque no puedo ponerme muy chula hoy, que llego tarde al reto (este tag es el de ayer).

Bueno, también te perdono porque pienso que el tul me ha quedado muy cuqui. Y eso me pone de buen humor.

Vuelvo luego.

HAZLO (21/3)

Solo un sobresalto me recuerda que soy de verdad. Lo dice Leiva en Como si fueras a morir mañana, el tema de hoy del reto de lettering (no-lettering en mi caso) de Portulaca.

Y ¿qué me ha venido a mí a la cabeza al escuchar la canción?

Helado. Ea.

Hazlo. Aunque haga frío, aunque hoy hasta llueva y no pegue comer helado. Si te apetece, hazlo. Vive.

Eso sí, si vas a comer helado, que sea de vainilla. Que es mi sabor favorito y la idea ha sido mía.

Más mañana.

MEDITERRÁNEO (19/3)

Nací en el Mediterráneo.

No tengo fuertes vínculos con la ciudad que me vio asomar los pies (sí, vine al mundo de nalgas… ya era enrevesada desde entonces), ni siquiera tengo una conexión grande con el mar en sí. Pero claro, hoy toca en el reto de Portulaca tararear a ritmo de Serrat y su famosísima canción, y yo saco pecho y me cuelgo la medallita de la letra. Faltaría más.

Bueno, y también he hecho un tag:

Y poco más. Que mañana seguimos bailoteando por aquí, ¿no?

NADA SE PIERDE (18/3)

Aunque ayer fuera engullida por el teletrabajo, hoy he sacado un poco la cabeza y he pensado : “ostras, ¿cómo te vas a perder a Drexler?”. Eso es, la canción propuesta por Laura para ayer en su reto de lettering era Todo se transforma, de Jorge Drexler.

Esta canción me ha acompañado durante muchos años, y le voy añadiendo matices conforme pasa el tiempo y pasa la vida. Es, podría afirmar, una de MIS canciones.

Nada se pierde, todo se transforma.

Asumo la osadía de decir esto en días tan inciertos en los que autónomos, estudiantes de 2ºBachillerato, niños pequeños, personas mayores…y básicamente todo hijo de vecino amanece por las mañanas y piensa: seguro que ha sido un sueño.

Pero, si no podemos acompañarnos, nos hablaremos por teléfono. Nos mandaremos vídeos, fotos, nos animaremos unos a otros en momenos de flaqueza. Y cuando salgamos de esto tendremos algunas cosas muy claras y estaremos más unidos.

La necesidad agudiza el ingenio. Que no me falten los recursos, que no me quede sin herramientas, que no deje de sentir que nada se pierde… sino que simplemente se transforma. Que no nos quedemos sin esperanzas.

Vuelvo luego, muy mediterráneamente.