Una dosis de transferencia de imágenes… y muchas dosis de paciencia

Todos los días son días de aprender y cuando yo aprendí a hacer transferencia de imágenes, ¡me encantó! Luego volví a probarlo al cabo de bastante tiempo en una de mis quedadas scraperas mensuales, y el resultado está en mi Smash Book y en ESTA ENTRADA.

Aunque hay tropecientos tutoriales sobre transferencia de imágenes (tanto a papel, como a madera, como a tela, como a casi todo lo que se te ocurra) y variedad de materiales destinados a ello, la forma que usó nuestra “super amiga seño” Paqui en la quedada fue taaaaan fácil y necesita taaaan poco, que he pensado hacer el paso a paso. Vamos allá…

Necesitamos:

  • Papel de acuarela (resiste mucho mejor el ajetreo)
  • Una imagen impresa en impresora láser (ojito, tened en cuenta que la vemos al revés de cómo la veremos al final, así que especialmente si la imagen incorpora letras, en el papel impreso tenemos que verla como si la viéramos en un espejo, p.ej., la imagen de París en la foto de más abajo).
  • Pintura acrílica del color que queramos de fondo.
  • Spray con agua.
  • Barniz (yo he usado Mod Podge, en su versión brillo)
  • Pistola de calor (huy, no sale en la foto… mecachis…). Si no tenemos, el proceso se ralentiza bastante, pero se consigue el mismo efecto.
  • Washi tape o cinta de carrocero, pero vamos eso solo porque a mí me gusta que quede como con un marquito, es absolutamente opcional.
  • Paciencia, más paciencia, más paciencia aún y todavía más paciencia.

IMG_7029 IMG_7049

 PASO 1: Recortamos la imagen que hemos seleccionado todo lo al filo que podamos (aunque tampoco hay que obsesionarse con eso), pintamos nuestro papel de acuarela con acrílica y ponemos la imagen BOCA ABAJO en el lugar donde queramos que se transfiera. Recordad que nosotros no debemos ver la imagen (aunque nos guste mucho, jeje).

IMG_7043

Esperamos que se seque la pintura, o aceleramos el proceso con la pistola de calor.

 

PASO 2: El ojetivo es deshacernos del papel y quedarnos solo con la tinta, con la imagen en sí. ¿Parece fácil? Claro que lo parece, con lo finito que es un folio de papel, ¿no?… Pues efectivamente es fácil, pero EN ABSOLUTO rápido. Esta técnica solo se puede probar cuando uno no tenga prisa y necesite relajarse, es una alternativa a colorear mandalas, más o menos.

Pulverizamos un poco de agua en nuestra imagen y empezamos a frotar con el dedo, en círculos. El papel empieza a salir y se hacen unas pelotitas de celulosa. Ahora viene lo complicado: tener paciencia, porque si lo hacemos muy fuerte, nos llevaremos el papel… y la tinta, por lo que nos quedaremos sin imagen. También hay que tener cuidado porque conforme se van creando esas acumulaciones de celulosa, si las arrastramos con el dedo se llevarán la tinta de alrededor. En fin, esto es un poco prueba y error.

IMG_7045

Cuando veamos que ya hemos quitado un poco de papel, debemos secar con la pistola de calor (o esperar muuucho rato a que se seque solo), y veremos como se vuelve a poner blanco todo (claro, es que mojado parece que no queda papel, pero al secarlo, recupera su color blanco). Una vez seco, vuelta a empezar: pulveriza agua (en el papel o en el dedo) y ¡frota!

IMG_7047

Así una y otra vez: secamos y quitamos las pelotitas de papel, pulverizamos agua y quitamos papel con el dedo, cada vez con más cuidado y más mimo, que al quitar papel es muuuuuy fácil quitar tinta (y por lo tanto imagen). En total creo que he hecho todo el proceso unas 10 o 12 veces (o más, dije que había que tener paciencia, e ir despacito). Aun con todo eso, si se va un poco la tinta, no hay que desesperarse, es la gracia de lo casero, que no es perfecto, y le da un toque así como “vintage” que está bien. Por otra parte, es bueno saber que cuanto más recovecos tenga nuestra imagen, más complicado será tener un buen resultado.

¿Cuándo parar? Cuando al secar ya apenas quede blanco sobre la imagen.  Bueno, lo ideal es que no quede absolutamente nada, pero yo no no me arriesgo hasta tal extremo y cuando veo que está para salir del paso, paro. En ese punto, pulverizo agua, quito un pelín más y hago el paso 3.

 

PASO 3: Barnizamos toda la superficie con Mod Podge (o lo que sea) para fijar.

Y ya tenemos nuestra transferencia. Yo esta vez la he transformado en una tarjeta, y al cactus le gusta:

IMG_7059

 

 

 

 

 

Crónica de una tarde compartida

Scrapear mola, eso a estas alturas ya lo sabemos todos. Scrapear en compañía mola el doble, y como muestra, un botón: Hace unos días nos juntamos el grupo de chicas Scraperas de Jaén para celebrar la Navidad como corresponde: haciendo scrap. Eva nos cedió amablemente el espacio en su tienda y el resto fluyó. Algunas eligieron temática navideña y otras no, algunas usamos una misma estructura para el mini-álbum, en negro, y otras no. Eso sí, a todas nos unieron un montón de cosas. Yo por mi parte me quedo con la pasta dorada de Paqui y sus gominolas, los dulces de Ascen y su entusiasmo, la paciencia de Lola Millán, las ideas de Isabel Cortés, los cartones y la infinita amabilidad de Isabel Casañas, la dulzura de Carmen, la calma de Eva y las risas de sus dos niñas y las visitas sorpresa de mi querida Tere Gil y del pequeño Alberto. Como iban Ascen y Paqui y ellas son las reinas de las tintas, los stencils y las pinturas, me lancé al mar y me presenté allí con mis dos sets de mini stencils de Heidi Swapp (uno no lo había usado nunca, del otro usé una vez uno), mi tubo de pasta de modelar (que compré hace meses y no había estrenado), mis gelatos, los botecitos de polvos de embossing que voy heredando de Paqui cuando voy de visita a su casa, y mi pistola de calor. Así que sí, me volví a atrever con el mixed media, con un poco de recelo, eso sí, que lo del mixed media no es muy “yo”. El resultado: los dedos teñidos de azul durante dos días, pintura dorada en todas mis herramientas y este álbum: hello1 Para la estructura aposté por algo sencillito, y cogí la idea que había propuesto Isabel Cortés, un mini-álbum en cascada cuyo tutorial podéis ver pinchando justo AQUÍ. Como me propuse experimentar y aprender, no he usado ni un solo sello, son todo stencils utilizados con diferentes técnicas: sprays, gelatos, tintas, pasta de modelar,… Al final se me ha quedado una especie de muestrario de plantillas y técnicas que a mí la verdad es que me desagrada menos de lo que esperaba: hello2 hello3 hello4 hello5 hello6 hello7 Y ahora llega la pregunta del siglo: ¿voy a pasarme al lado oscuro, voy a bucear en el mixed media? Hmmmmm, pues ahí he andado con dudas unos días y ya tengo la respuesta, mi respuesta. SÍ y NO. Me ha divertido, me ha relajado, porque es todo mucho más loco y desenfadado que cuando usas exclusivamente papel perooooooo… no me veo haciendo esto todo el tiempo así que como en la variedad está el gusto, voy a seguir con lo mío pero voy a pedirle a los Reyes Magos un Smash Book para poder expresarme libremente de vez en cuando con este tipo de historias. No creo que en el Smash solo use mixed media, pero sí podré incorporar alguna cosita y me gustará hacerlo. Scrapear mola. Scrapear en compañía mola el doble. Scrapear en la compañía de gente chula, ni te cuento. hello8I’m not a mixed media fan, that’s no news, but sometimes I give it a try. Last week I thought “this is THE moment” when a group of girls from my home town got together to have fun doing some scrapping. Some of them are mixed media “experts” and that was great, as I could ask loads of questions. At the end of the evening, I had a result and a conclusion: the result is this mini album, the conclusion is that I do like mixed media but I don’t want to use it in my creations all the time, so I might just get a Smash Book to feel crazy and free from time to time but I will stick to paper and stamps for most of my creations. 

 

PROYECTO NEWSPAPER-INK V: TERCERA TÉCNICA

Todos los días son días de aprender, y hoy es día de aprender el doble. Seguimos con la tercera técnica del proyecto con tintas Distress del blog Tiras de Papeles.

Proyecto Distress

En esta ocasión me ha tocado jugar con algo tan veraniego como unas gotitas de agua. Desde que tengo niños ya ni me inmuto cuando me salpican agua al tirarse a la piscina estlio “bombaaa” ni cuando chapotean a mi alrededor (hay cosas a las que una se hace inmune) pero puedo imaginarme la sensación de mis tags al recibir agua fresquita de sopetón. No pasa nada, seguro que luego se han mirado al espejo y se han visto guapas. Aquí está el tutorial (este) y aquí estás mis coquetas tags, luciendo tipito y gotas de agua:

newspaper 3.1.

 

Proyecto Newspaper-Ink II: Portadas Mini- álbum

Sigo, con la lengua fuera, intentando ponerme al día con el proyecto Newspaper-Ink y aquí tengo las portadas de mi mini-álbum.

f43d0-sintc3adtulo

Y es que… no. No, no y no. Solo veo manchurrones y yo, cuadriculada por naturaleza y por entrenamiento, no puedo con ese caos. Tampoco he sido nunca creativa ni artista (ya lo digo en la pestañita de presentación, envolver regalos siempre ha sido una odisea para mí) y a mí lo de las pinturas… pues no, no y no.

Cover1 Cover2

Al principio usé solo tinta china, y lo veía todo muy negro. Luego le puse verde, y lo veía muy verde y muy negro. Entonces le añadí naranja, y lo veía raro, así que le puse amarillo y ya veía demasiados colorines. Para colmo, no me acuerdo de cómo iban las opciones de la crop-a-dile para remachar y en vez de pararme a pensarlo o leerlo, he usado la que me ha parecido… y ahí también he fallado, el ojal se me ha quedado suelto. Lo arreglaré. Ah sí, otra cosa más: no se nota nada el relieve de las máscaras, y prometo que las usé.

En fin, hecho está. A otra cosa, mariposa.

Moraleja: si es que cuando uno ve todo negro, por muchos colorines que le pongas, ¡va a dar igual!

 

Proyecto Newspaper-Ink I: Interior mini-álbum

Empiezo con esta una serie de entradas distintas, como parte del proyecto Newspaper-Ink, del blog Tiras de Papeles.

Plantean aprender un montón de técnicas con Distress y el primer paso es crear un mini (así) donde luego irán todas las tags con las diferentes técnicas.

Así que bueno, quien me lea porque me quiere (y no porque le interese el scrap), esto va a ser un poco rollo la verdad, pero yo estoy encantada con aprender cosas nuevas. El interior de mi mini-álbum ha quedado así:

tagsdef

¿Tengo que decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad? Confieso entonces que he contado con ayuda, la de estas pequeñas manos que se lo han pasado bomba pincel en mano, encolando y pegando papel de periódico. Desde aquí mi reconocimiento a la pequeña A, que cultiva el arte de “no quedarse atrás en nada” con mucho empeño:

tagsashadef

Me pongo manos a la obra con las tapas del mini ya (con un poco de pereza, la verdad, que a mí lo del gesso, y las pinturas, y tal no me van mucho).

Y al margen de este proyecto…en breve, muy en breve, tarjetas especiales y minis entrañables en el blog.