Verano del 67

Yo aún no había nacido, pero me consta que en el verano del 67 hubo un grupo de chavales que se fueron de campamento por la provincia de Málaga, acampando donde podían y los dejaban, organizándose en turnos para hacer la comida, tomando decisiones en asamblea y bañándose en los ríos que se iban encontrando.

Uno de esos chicos hizo un diario del campamento y al volver a su casa lo pasó a máquina. Muchos años después, ese compañero de campamento de mi padre lo ha localizado (las redes sociales, que a veces traen cosas buenas) y se lo ha mandado.

Y ahora vamos a lo que vamos: ¿Se merece eso una encuadernación “apañaílla”? ¡Pues claro!

IMG_20180729_202457

Sigue leyendo

Libreta en blanco

Libretas tenemos mil. Algunos tenemos casi mil millones, ¿o no?

Pero…¿y libretas con hojas interiores de papel de acuarela (bien gordico, por cierto) para hacer un muestrario de colores o combinaciones Distress, Distress Oxide, mixed media o acuarela en sí? ¿A que de esas ya no tenemos tantas? Pues la persona que acaba de recibir mi regalo handmade… tiene al menos una:

IMG_20180108_230702

Para todo el proyecto he utilizado la colección Life in Color, de Simple Stories (me tocó en un sorteo de WashiScrap Adicta hace un tiempo). Las tapas son de cartón y la encuadernación está hecha con Cinch.

Al ser libreta, el interior no tiene mucho misterio, así que he incorporado unos clips de formas a modo de separadores. Es eso, una libreta en blanco (como el año que acaba de asomar la patita por debajo de la puerta), esperando a que le demos color… a la libreta y al año, claro.

IMG20180108230827IMG20180108230845IMG20180108231234

Y casi ya está. Que tiemblen las de Tarjeteamos, que llegamos pisando fuerte con nuestros muestrarios las demás…

IMG_20180108_231011

Just a handmade notebook, but the interior is made of watercolour paper so that the person who received it as a present recently can find it useful to test Distress colours, for example. How many times have we experimented and come up with a nice combination of colours to then forget about it? 

Problem solved.

IMG_20180108_231532

 

De la “A” a la “Z”

Todos seríamos capaces de describir a alguien en tres palabras, ¿verdad? Pero…¿y en todas? Sí, sí, en todas y cada una de las letras del abecedario. Eso es más difícil, para eso hacen falta dos requisitos:

a. Ser niño

b. Unir fuerzas e ideas. La unión hace la fuerza, claro.

Las niñas y niños de la clase de mi mayor (4º Primaria) le dijeron ayer a su seño que la quieren con todas las letras. Así, tal cual. Y si apuran, hasta se les queda pequeño el abecedario.

IMG_20170620_190221

A cada uno se le adjudicó una letra y ellos pensaron en una palabra para su tutora, y la completaron con un texto, una carta, un dibujo… cada uno a su antojo y en su estilo. Aparecieron por allí la “alegre” A, la D “diligente”, la G de “generosa”, la marchosa y “jovial” J, la T y su “ternura”…

Todo eso, claro, sin olvidar a la “paciente” P (de paciencia la seño ha tenido tela marinera), y sin dejar atrás tampoco a la exuberante y “magnífica” M. Y así, una a una. Menuda seño (maña tenía que ser), que ni una letra se quiso perder su homenaje.

Una vez hecho el trabajo importante, solo quedaba hacer las portadas, un pequeño texto introductorio… y ya.

IMG_20170620_203452

Ah, bueno, por si a las palabras se las lleva el viento, unas mamis super creativas (hay mogollón de gente creativa por el mundo, solo hay que saber mirar, a estas ya mismo las ficho para hacer scrap), pensaron además convertir las palabras en piedras (cada una con el nombre del inventor de esa palabra), que la seño ha sido muy fuerte y les ha enseñado a superar los problemas juntos.

¿No termináis de ver la idea? Pues mirad la “bonitez” que se curraron:

Pues eso, que si la unión hace la fuerza entre los peques… entre los mayores también. Pero por encima de todo este trabajo está ella, la que ha sido tutora de este grupo de chavales durante dos años, porque ayer comentábamos algunas familias en petit comité que ha sido especial porque ha sido la primera que los ha querido, y los niños son niños…pero tontos no.

¿Que cómo sabemos que los ha querido? Mi hijo de 10 años ha llegado contando hoy a casa que la seño les ha dicho esta mañana en su despedida de curso que si cuando tengan un problema les da vergüenza decírselo a sus padres o a sus nuevos tutores, que cuenten con ella.

¿Veis? ¿A que no hace falta hablar más de ella? Obras son amores, y la tutora de este grupo de Primaria eso lo sabe bien.

IMG_20170620_190207

If a teacher can be described with all the letters in the alphabet, it must be her students the ones who do it. Yes, they did a great job finding words and completing them with drawings, texts… for their teacher. Once that was done, we only had to make the covers of the A to Z book, and that’s it! Easy peasy. 

Más baldosas amarillas

Todos los días son días de aprender, o eso pienso yo en lo que a scrapbooking se refiere (bueno.. y en todo, pero me he propuesto que esta no sea una entrada metafísica). Vengo esta vez con una libreta con encuadernado japonés. No es la primera que hago, y siempre las hago de la mano de mi amiga Paqui Avellaneda, también esta vez.

IMG_6980

A ella le encantan las libretas, y las hace con tanto perfeccionismo y mimo, que da gusto aprender de ella. En la última quedada de las chicas de Jaén hace unas semanas tuvimos la suerte de que nos explicó, nos ayudó, nos trajo las plantillas y nos dio un montón de trucos. Lo pasamos muy bien y salimos todas dando saltitos de alegría como niñas chicas. Si es que no hay nada como una super seño que te enseñe a seguir el camino de baldosas amarillas

IMG_6974 IMG_6975 IMG_6976

This is not the first time I do Japanese bookbinding (here is the first one), and I am always lucky enough to have my friend Paqui Avellaneda next to me, guiding me and providing me with plenty of useful tips. I might try it next time in an album!

 

 

Libretas para las más bonitas

Nos pasamos la vida buscando excusas… y encontrándolas. Yo, que andaba a la caza y captura de un motivo para hacerme con la colección La Más Bonita de Lady Desidia, al final lo he encontrado, y por partida doble: en vez de un  motivo, tengo dos. Me surgió la oportunidad, la casualidad, la idea de hacer algo para dos jovencitas y esa idea, oportunidad o casualidad han traído de la mano la colección que yo tenía en mi cabeza. ¿El resultado? Dos libretas alteradas:

L&B

Es de estas veces que apenas has visto a la gente pero la conoces por lo que te cuentan, en este caso sus respectivos padres. Y entre eso, que estás familiarizado con el grupo de edad y que te apetece mucho tener un detalle con esas personas que suavizan el día a día de un cambio de rutina… cruzas los dedos, y esperas que estas libretas resulten bonitas a las más bonitas (porque ellas son las más bonitas, cualquiera se atreve a decir lo contrario a sus padres, ¡que me dejan sin desayunar!)

Más detallitos de las libretas. La de Lucía:

L1L2

L3 L4

Y la de Begoña:

B1B2

B3 B4

Libreta para un loco bajito

A menudo los hijos se nos parecen, y así nos dan la primera satifacción… eso decía Serrat y escucharlo en su voz nos ha enternecido a todos en alguna ocasión. Pero yo me pregunto ¿y qué hacemos en el caso contrario? En los aspectos en los que nuestros hijos se nos diferencian, o incluso se nos oponen… ¿cómo lidiamos con eso?

Aquí tenemos a mi A mayor, mi primogénito gran pequeño. Es un niño cariñoso, saltarín, sensible al mundo que le rodea y parlanchín hasta la extenuación (me refiero a la extenuación del que le escucha, él es inagotable) peeeeeeero… odia la Lengua, aborrece leer y no presta atención a su caligrafía.

Que sí, que le encantan los números, devora las cuentas y tiene una inquietud científica loable, pero para una madre de letras puras (latín y griego), lectora empedernida, filóloga y para colmo docente, esa “característica” de mi hijo no es fácil de aceptar.

¿Qué hace una madre así cuando se desquicia porque le compra libros que en la librería le han llamado la atención y al minuto de tenerlos en sus manos los arrincona? ¿Qué hace una madre cuando la nota del control de Lengua está dos puntos por debajo del resto de las notas? …

Desesperarse, eso lo primero, y después darse cuenta de que además de madre es scrapera. Juntamos esas dos palabras y nos sale la bombillita de ¡IDEA!… una madre camufla la verdura entre la comida para que se la coman los peques, y una madre scrapera tunea libretas para que a sus polluelos le den ganas de escribir en ellas:

IMG_4815

IMG_4817

IMG_4819

IMG_4822

Esta es la nueva libreta de “trabajar en casa” de mi pequeño gran A. Se la enseñé y a él se le ocurrió usarla de diario. En el día 1 no nos ha ido mal, toquemos madera:

handwriting

It feels nice when people say that our kids are like us but… what happens when there are aspects in which they are not only different but just the opposite? My elder son (a sensitive, thoughtful, talkative, sweet boy) is good at maths BUT hates reading and writing. I don’t find it easy to deal with that but being a scrapper, I had an idea: alter a notebook so that he “feels like” writing in it and hey, so far… it has worked!

Cosido japonés, baldosas amarillas

Parece mentira que yo, profe de vocación y de profesión, no haya hecho y/o alterado muchíiiiisimas libretas en mi vida scrap. Es curioso que lo primero que hice fue precisamante eso, una libreta alterada (qué cariño le tengo). Luego he alterado alguna más y he hecho una pero hoy ya me he sentado en serio a hacer un cosido japonés en condiciones. ¿Maestra? La mejor, la reina de las libretas, con todos ustedes… Paqui Avellaneda, del blog Aventuras de Papel.

Yo, como alumna aplicada, he ido preparada (y se me ha olvidado lo más importante: la tabla de corte y la crop-a-dile, ¡olé yo!):

Japanese0

Somos tan diferentes scraperamente hablando… y nos divertimos tanto juntas. Mientras ella sueña con colecciones de Graphic 45, yo levito con colores y estampados simples y fresquitos. Así que hoy hemos hecho lo propio: yo he elegido los papeles para su libreta, y ella ha elegido los míos.

japanese2

japanese3 japanese 1

Mi libreta es la de los corazones con tela roja y ella se lleva el contraste amarillo-negro. Yo la mía ya la veo completa y requetecompleta (no le voy a añadir nada de nada) y ella a la suya le pondrá mil detalles y una decoración en la portada (más bolsillos con tags, más sellos en las hojas interiores,…) que le quedarán preciosos. Es culpa mía, ¡le he elegido unos papeles muy sencillitos!

A la hora de coser, en mi primer momento de ofuscación en plan “debería haber dado más clases de japonés para saber hacer esto”, ella ha dicho las palabras mágicas: “sigue el camino de baldosas amarillas”, ¡y ha funcionado! He seguido el camino de baldosas amarillas (su diagrama de rayas continuas y discontinuas numeradas) y lo he conseguido.

Qué mañana más divertida. Y las cosas divertidas hay que repetirlas, que la tristes vienen solas.

Gracias, maestra.