CAJAS (SIN BOMBONES)

La vida es como una caja de bombones… pero aquí ya hace mucho calor y los bombones se derriten (así que atento si me lees y eres un bombón. Tú siempre por la sombra, hazme caso).

Haciendo gala de versatilidad y adaptación al cambio de estaciones, me ahorro los bombones y os enseño la caja. Ups, he dicho la caja.

LAS CAJAS. Dos. Que tenemos calor pero no miserias:

Sigue leyendo