YO Y MI LLAMA

Ella es muy guapa. Lo es cuando me viene de sopetón con un “móntame el scrap de mi boda con temática llamacornio flamenco”. Y, ojo, lo hice (aquí).

También lo es con su lado friki, y cuando le hace peinados imposibles a las niñas, y cuando hace de amigo invisible de todos los peques porque esa Navidad no nos podemos juntar. Ella es guapa con su “compartir es vivir”. Y casi siempre sonríe.

Sigue leyendo

POSADO DE VERANO

El portero de mi edificio nos ha sorprendido esta tarde poniendo con nocturnidad (bueno, en la hora de la siesta, que es lo mismo) y alevosía (eso sí que sí) el cartel de “cerramos piscina HOY”. Que yo entiendo que al hombre lo tenemos hasta las narices y que ha visto el cielo abierto… en todos los sentidos de la palabra, con la lluvia de hoy.

Pero yo me he quedado sin posado del verano, y oiga usted. Eso no.

Sigue leyendo

LAS PUÑETERAS

Tengo dos amigas que viven lejos y no saben volar, pero sí son capaces de llegar al sur con sus regalos de cumpleaños año tras año.

El último fue un reto para mí, porque nunca había bordado con lana (habla la experta bordadora, que parece que llevara yo bordando media vida…ejem). Bueno, que tardé un par de meses en lanzarme, pero lo hice, y del kit de materiales que me regalaron, me salió esto:

Sigue leyendo

HABLA, TRUCHO

Hace unos días leí en algún sitio que ya no se ven señoras que salen de la peluquería con el pelo pintado de morado. Y al día siguiente… ¡zas! vi a una.

No tengo muy claro si lo del pelo morado es por agarrarse a una juventud ya perdida, o porque llega una edad a la que todo “te la repampinfla”. O que siempre han sido así.

A todo esto, la reflexión me sirvió también para recordar que tenía un bordado hecho desde hace un tiempo en el que no sale una señora con pelo de peluquería morado… pero sí una niña de pelo azul:

Sigue leyendo