EL HOMBRE DEL TIEMPO

Hemos estado revisando en casa en los últimos días vídeos y fotos de los niños, de cuando eran mucho más niños aún. Y claro, tenía que pasar: los he sorprendido diciendo cosas como “mamá, qué joven estabas”, y me he sorprendido pensando “qué pequeñajos, pero sí parece que fue ayer”.

En uno de los vídeos, mi mayor canta con media lengua y escenifica con el cuerpo entero una de las canciones de su infancia más tierna. Es la canción del hombre del tiempo, y que lloverá, lloverá, lloverá… y yo veré, y yo veré, y yo veré… las gotas caer. Esa.

SIGUE LEYENDO…