SIETE DÍAS CON RINGO

Siete días con Ringo. O sin él, depende del punto de vista.

Asha dejó las instrucciones bien claritas: «Cuida a Ringo. Sácalo un rato de la jaula todos los días y que no se sienta solo. Yo volveré en siete días».

Y… misión cumplida.

Ringo ha tenido tiempo para mogollón de cosas, desde ponerse unas gafas de sol a visitar la piscina, pasando por disfrutar de una puesta de sol entre plantas. Y más.

¡Fotos van!

Y colorín colorado, los siete días con/sin Ringo han terminado. Yo cuidé a Ringo y ella volvió, todo en orden.