OBSESIONES

El que esté libre de obsesiones, que tire la primera piedra.

Mientras espero vuestras pedradas (a la altura de la boca no, please, que de dolor de muelas ya he estado servida esta semana), enseño unos tags… oh, novedad en mí. ¿Estaré obsesionada?

Y yo, que de límites ando justita, no sé si como dice el sello: «está bien estar un poco obsesionada con papelitos y materiales de papelería varios». Ni tampoco sé la medida de «un poco».

Pero bueno, se me ha pasado el dolor de muelas, tengo tags y mucho «stationary». Con esas premisas, igual sobrevivo a la semana y todo. Solo necesito un poco de suerte, y lograr esquivar vuestras pedradas por obsesiva.