WABI-SABI

La vida son ratos. Trocitos.

Los japoneses, que saben mucho de algunas cosas, dicen que «wabi-sabi» consiste en apreciar las imperfecciones, aceptando el fluir de la vida.

Pues mira, de imperfecciones vamos todos bien y lo del fluir de la vida ya lo empecé a entender hace un tiempo (y no soy japonesa). Pero lo de apreciar y apreciarte a ti mismo así, va costando más.

También va costando tomar las riendas, para que el fluir de esa vida nuestra sea, al menos de vez en cuando, lo más agradable posible.

Porque sí, al final la vida son ratos. Trocitos.

A ver qué hacemos con ellos. ¿Empezamos hoy? (no sé, es por acabar en positivo)