VALIENTE

Escuchaba esta mañana en la radio el testimonio de una mujer ucraniana que acaba de escapar del horror con su hija de 7 años (aunque el horror lo sigue llevando encima, irremediablemente). Decía esa mujer que mientras su hija y ella estaban en el refugio de la casa de unos vecinos, su hija fue muy valiente.

La pequeña le decía a su madre: «Mamá, no me voy a morir, no es mi momento para morir».

A mí, en mi debilidad, ese coraje y esa valentía me apabullan, me superan.

Pero ahí están. Como prueba de vida.