CARAS

La CARA A de esta etiqueta es ella, columpiándose. Con sus aspiraciones y sus ganas de alcanzar las estrellas.

La CARA B sigue siendo ella, sujetándose con fuerza al columpio para no perder el equilibrio.

Sí, estás en lo cierto, su cara no tiene facciones.

Te regalo la oportunidad de elegirle cara en tu imaginación. Que hoy estoy generosa.