A TUTIPLÉN

Ya lo puedo decir: por aquí hemos superado una Navidad sin confinamientos, sin positivos y… con regalos a tutiplén.

Si me preguntáis si he cumplido todos mis propósitos para la Navidad, tendré que admitir que no.

Pero aquí estoy. Y eso no está mal para empezar el año.