DE OBSTÁCULOS E ILUSIÓN

Miradme, hemos superado la meta «Año Nuevo». Estas Navidades son muy de carrera de obstáculos. Cuando saltamos Nochebuena y el Día de Navidad de tirón, cruzamos los dedos y pensamos… «a ver si llegamos a Nochevieja y Año Nuevo».

Y aquí estamos, aguantando la respiración para ver si saltamos el último obstáculo y llegamos al Día de Reyes.

Estos Reyes Magos son distintos en casa. Está todo recientemente hablado y el obstáculo a saltar no solo se llama COVID, porque además me toca conservar la magia en el primer año que en casa se habla abiertamente del largo viaje de los Reyes Magos. En fin, yo creo que se me entiende.

Queridos Reyes Magos: la ilusión que no la pierdan. Mis niños, no. Echádme un cable.