TIEMPO DE NAVIDAD

Soy de las que hacen sus propósitos de año nuevo en septiembre, cuando empiezo ciclo vital. Pero este pasado septiembre no hice ni uno solo.

La opción B es ponerme a ello en enero (muy original yo), pero para mí el reto este año empieza antes, empieza en Navidad. Empieza ya.

No sé cuánto conseguiré, solo me he propuesto dos o tres cosas, aunque no son fáciles.

Pero bueno, querer intentarlo ya es algo, ¿no? O eso me digo yo.