HISTORIAS (II)

(CONTINUACIÓN)

Ella sabía que era una patita muy guapa. Aun así, se esmeró en su aspecto físico ese día. Quería causar buena sensación, no todos los días la invitaban a salir a bailar (qué manía tenía la gente con que los patos son patosos).

Se acercó, miró para un lado, miró para otro… por arriba, por abajo… y ¡allí estaba él!

Qué guapo era, y qué bien le sentaba esa flor en la solapa.

2 pensamientos en “HISTORIAS (II)

Los comentarios están cerrados.