VAQUEROS Y VERANO

Los pantalones vaqueros no son para el verano. Es llegar mitad de junio y los destierro a lo hondo del armario.

A ver, puntualizo por partida doble: los pantalones vaqueros no son para el verano para mí, en mi calurosa ciudad de interior del sur.

Pero bordar es otra cosa, y bordar pantalones vaqueros en verano, en mi calurosa ciudad de interior del sur… no me da nada de apuro. Ni una pizca de sofoco siquiera. Es lo que tiene bordar.