HABLA, TRUCHO

Hace unos días leí en algún sitio que ya no se ven señoras que salen de la peluquería con el pelo pintado de morado. Y al día siguiente… ¡zas! vi a una.

No tengo muy claro si lo del pelo morado es por agarrarse a una juventud ya perdida, o porque llega una edad a la que todo “te la repampinfla”. O que siempre han sido así.

A todo esto, la reflexión me sirvió también para recordar que tenía un bordado hecho desde hace un tiempo en el que no sale una señora con pelo de peluquería morado… pero sí una niña de pelo azul:

No sé si esta niña mía de pelo azul está triste porque se ríen de ella en el cole por su color de pelo o si tiene los ojos entornados con aire de solemnidad, mientras piensa “habla, trucho, que no te escucho”.

Pero a mí me cae bien esta niña mía de pelo azul, también lo digo.

2 pensamientos en “HABLA, TRUCHO

Los comentarios están cerrados.