DÍAS DE NIEVE

Mientras ayer las calles del centro de Madrid eran una pista de esquí improvisada, en el sur solo tuvimos frío. Sin embargo, no tengo la más mínima intención de quedarme sin nieve. Faltaría más:

¿Veis? Nieve. Que no nos falte de ná.

Ahora ya solo me queda solventar unos pequeños conflictos internos. Mi hija anda enfurruñada diciendo que ella se quiere mudar a Madrid ¡ya! Y no tiene edad de entender que la nieve es también traicionera.

2 pensamientos en “DÍAS DE NIEVE

Los comentarios están cerrados.