GIRAR AL SOL

Cuando los girasoles son jóvenes y están creciendo siguen al Sol en su movimiento diario. También lo hacen por la noche, cambiando su orientación hacia el Este y así adelantándose a su salida.

Los girasoles jóvenes son unos fenómenos, qué capacidad tienen de adaptación, y cómo cultivan la espera y la expectativa.

Cuando dejan de crecer, los girasoles abandonan su baile diario. Y yo me pregunto si eso es signo de seguridad y madurez o es simple y llanamente hartazgo.

Según el día, admiro a los girasoles jóvenes por su movimiento o los critico por su falta de personalidad.

Según el día también, desprecio a los girasoles creciditos por comodones o les alabo el gusto de quedarse quietos… pero mirando siempre al Este. A lo mejor saben que por allí va a salir el Sol, y lo que son es muy listos.

4 pensamientos en “GIRAR AL SOL

Los comentarios están cerrados.