CAJAS (SIN BOMBONES)

La vida es como una caja de bombones… pero aquí ya hace mucho calor y los bombones se derriten (así que atento si me lees y eres un bombón. Tú siempre por la sombra, hazme caso).

Haciendo gala de versatilidad y adaptación al cambio de estaciones, me ahorro los bombones y os enseño la caja. Ups, he dicho la caja.

LAS CAJAS. Dos. Que tenemos calor pero no miserias:

Ayer por la tarde hice un taller de cartonaje sencillo con Janire Palencia y un grupo de chicas con muy buen rollo. El resultado fue la caja amarilla y ni yo me creía haber sido capaz de hacerla. ¡Cuadraban mis medidas! Bueno, casi. Bueno, que sí, leñe… ya está bien de perfeccionismos.

Así que me vine arriba e hice otra al acabar el taller online para meter los regalitos que iba a recibir mi madre hoy en su celebración de cumpleaños.

Aunque ahí se vean mi caracoles japoneses, en realidad hemos metido en la caja un detallito estiloso de parte de todos y una carta, dibujo o tarjeta de cada uno de sus cuatro nietos.

Ni que decir tiene que el contenido ha mejorado al continente, y los niños han transmitido su esencia (cada uno) en su forma de expresar el cariño.

Pues ya está, ya puedo volverme adicta a hacer cajas, porque creo que esto es adictivo. En serio lo digo.

Cómo me gusta leer tus comentarios. ¡Muchas gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .