EN POSITIVO

Tiempo estamos teniendo, no lo vamos a negar. Más del que imaginábamos, porque ¿alguien pensaba que seguiríamos todavía encerrados en casa después de todas estas semanas?

Y en ese tiempo, a algunos nos ha dado tiempo a empezar super-motivados a hacer rutinas de ejercicios en casa… y a abandonarlas. Nos ha dado tiempo a desesperarnos, a cultivar la calma y la esperanza, a volver a desesperarnos… y vuelta a empezar.

Yo, además, he tenido etapas de exposición voluntaria a sobre-información sobre el virus y rachas de “no quiero saber nada, ¡dejadme!”. Y teletrabajo, de eso bastante también.

Así que bueno, no nos estamos aburriendo, nosotros y nuestras cabezas, ¿no? Hablo, claro, desde la livianidad de una familia y un entorno sin contagiados.

El caso es que oscilo entre la gratitud del tiempo para bajar el ritmo y la sensación de que el mundo tal y como lo conocíamos se nos hunde. Así, sin puntos medios, esa soy yo.

Y lo de tener tantas horas y tantos días para mirarnos para dentro y por fuera, da también para otras cosas: para retos compartidos desde la complicidad, para lecturas mil, para hacer crucigramas y hasta para tarjetas rarunas de las mías, con fondos y colores un poco distintos a lo que acostumbro.

Y ya está, hoy me quedo con eso, con un “mejor humana que perfecta”, y queriéndomelo creer.

8 pensamientos en “EN POSITIVO

  1. A mi me encantan los colores de tu tarjeta… me parecen muy apropiados para los días que vivimos… por qué una tarjeta menos colorida de lo habitual debe necesariamente ser más triste o menos completa que otra que si los tenga?
    Me ha gustado mucho tu entrada de hoy. Un beso enorme, Rosa!

  2. ¡Me gusta mucho el mensaje de la tarjeta! Y me encanta el fondo y la composición de todos los elementos. Raruna, puede pero especial y bonita, también.
    Besicos mil.

  3. Parece que me describes a mí en esa relación de iniciativas, sentimientos y tareas de la que hablas. Y es que hay días o momentos en que se llega a la desesperación, menos mal que tenemos suerte de contar con un luego o un mañana para des-desesperarnos. Qué bien que de estos tiempos rarunos saques tarjetas bonitas. Un besito

Los comentarios están cerrados.