TRADICIONES NAVIDEÑAS

Cada cual tiene sus propias tradiciones en Navidad. Los hay más religiosos y más paganos, más consumistas y más paseantes, más de gente y más de cosas.También los hay más familiares y más de amigos. Incluso los hay de “me meto debajo de la manta hasta que pasen estas semanas, a mí no me busquéis”.

Los hay también (dicen por ahí), algunos y algunas que lo aúnan todo y lo hacen con naturalidad, equilibrio y gracia. Benditos sean ellos y sus generaciones venideras.

Pero bueno, si es Navidad, hay un componente común, intepretado por cada cual según sus creencias:

Estamos en las puertas de la Nochebuena, y ¿quién no ha cantado ya este año un villancico? En los centros comerciales llevan oyéndose desde noviembre, no me creo que ni hayáis tarareado uno.

Podríamos ya de paso entrar en la discusión de si desear FELICIDAD Y AMOR es algo ya muy manido en estas fechas, pero creo que no voy a entrar en discusión conmigo misma hoy, que es Navidad.

Mañana es Nochebuena y yo seré mayor (mayor que hoy bastante). Y a veces soy religiosa y a veces pagana. A veces consumista y a veces paseante, a veces de gente y a veces de cosas. Y también me metería debajo de la manta en ocasiones hasta que pasaran todas las luces y todos los “felicidad y amor”. El problema es que yo no encuentro el equilibrio entre todo ese batiburrillo de sensaciones.

Así que bueno, ¿que te parece si nos quedamos en que he hecho esta tarjeta navideña (que no me convence del todo), y en que tú has pasado por aquí a leerme un rato? Pues ya está, con eso nos quedamos.

Felices y amorosas fiestas (ea, por contradecirme un poco más).

11 pensamientos en “TRADICIONES NAVIDEÑAS

  1. Pues a pesar de las contradicciones de estos días yo te digo (y no pienso desdecirme) que me encanta tu tarjeta.
    Y te deseo felicidad y amor para todo el año (ahora sí que me he desmarcado) y además de corazón. Qué grande eres (hoy un poco más). Muak

  2. Tradición también es la comida de amigos y este año tú, la has hecho más especial.

    • Eres casa en las casillas del parchís, amigo. Incluso cuando te supeditas a las bebidas extrañas del moreno. ¿Cómo no van a ser las veladas entre amigos de toda una vida especiales?

Los comentarios están cerrados.