SIN PATA DE PALO

¡Al abordaje!

Venga, va. Que yo sé que estos piratas no son temerarios, ni tienen pata de palo, ni ná de ná. Vamos, ni la calavera de la bandera da yuyu. Pero ¿a que son monos?

Pequeños tags, para pequeños regalos, para pequeñas criaturas. Y me da por pensar que no viene nada mal pararse en lo pequeño justo antes de esta época de excesos de todo tipo que se nos viene encima.

Pues eso, que aquí están. Bueno, están en el puerto de destino, que es aún mejor. Y eso sí, arranco temática navideña en menos que canta un gallo… pero hoy, me quedo con la vida pirata, que dicen que la vida pirata siempre es mejor.