ESTACIONES

No hace tanto, ella escribió que el otoño se levantaría el día menos pensado y traería consigo viento, té caliente, juegos de niños… y bla bla bla (aquí).

Pero la vida esta vez se iba a saltar el otoño. Sigue haciendo calor y a porrazo limpio el frío invierno lo oscurecerá todo. No se sabe por cuánto tiempo.

Y ante eso, ponerse un jersey de topitos, cerrar los ojos, pensar muy fuerte que la vida aún tiene solución, y ya.

Sigue leyendo

YO Y MI LLAMA

Ella es muy guapa. Lo es cuando me viene de sopetón con un “móntame el scrap de mi boda con temática llamacornio flamenco”. Y, ojo, lo hice (aquí).

También lo es con su lado friki, y cuando le hace peinados imposibles a las niñas, y cuando hace de amigo invisible de todos los peques porque esa Navidad no nos podemos juntar. Ella es guapa con su “compartir es vivir”. Y casi siempre sonríe.

Sigue leyendo

TARJETA A TODO CORRER

Hay veces que hago tarjetas de cumpleaños a todo correr, usando un sellito que ya tengo coloreado y que con las prisas recorto regu-regu. Esas veces, suelo usar un fondo que tengo en mi “cajita de experimentos mix-medieros” y para colmo, las fotos me salen oscuras hasta tal punto que no hay Photoshop que las arregle (y de tanto toquetear y enfatizar, solo consigo enfatizar errores en el coloreo).

Sigue leyendo

POSADO DE VERANO

El portero de mi edificio nos ha sorprendido esta tarde poniendo con nocturnidad (bueno, en la hora de la siesta, que es lo mismo) y alevosía (eso sí que sí) el cartel de “cerramos piscina HOY”. Que yo entiendo que al hombre lo tenemos hasta las narices y que ha visto el cielo abierto… en todos los sentidos de la palabra, con la lluvia de hoy.

Pero yo me he quedado sin posado del verano, y oiga usted. Eso no.

Sigue leyendo

LAYOUT “LOVE”

No he regalado muchos layouts, me parece un formato grande que puede resultar… eso, grande y engorroso a alguien que no haga scrap o sí haga pero no comparta mi estilo. Y me resulta presuntuoso llegar con un “toma, esto es para ti y le buscas un lugar”.

Pero esta vez me atreví, y me atreví tanto que le compré luego un marco y lo regalé hasta enmarcado. Que sí, que me vine arriba, pero es que la foto es tan bonita y tan tierna.

Sigue leyendo