Retales

Él me preguntó qué significa eso de “scrap” y sin darme tiempo a responder me dio su propia palabra: retales. Me encantó y claro, le dije que era justamente eso.

Él, ya lo habréis adivinado, es profesor de Lengua y Literatura y una de esas personas que leen, te leen y callan. La experiencia les ha regalado a esos seres el don de la prudencia pero que no les toquen su idioma, que no les hablen en raro, que a lo que son retales… se les llama retales.

El caso es que la vida, que da vueltas a veces un poco a lo loco, me ha presentado pronto la oportunidad de una revancha muy particular, y eché paso al frente y pizca de valentía para desearle a un profesor de Lengua y Literatura Castellana un “GET WELL” así, con todas las letras:

SIGUE LEYENDO…

Navidad tardía

Navidad, Navidad…ya no es. De hecho, hace tiempo que pasó. Pero yo tengo dos entradas navideñas en mente y más me vale materializarlas antes de que nos quitemos los abrigos, al menos.

La primera tiene forma de libro, y corresponde al mes de diciembre en el libro viajero del proyecto #lavueltaallibroen365dias, de Mama Mint. Ya he comentado en otras ocasiones que participo en este reto anual con un grupo de talentosas scraperas, #lasalteradasysuslibros. El tema de ese mes de diciembre era NAVIDAD, y aquí está mi aportación navideña en el libro de mi querida Gemma:

Sigue leyendo…

ÁLBUM “ALICE”

Alicia empezaba a hartarse de estar sentada en la hierba sin hacer nada. A su lado, su hermana leía un aburrido libro sin dibujos ni diálogos.

“¡Vaya una cosa! -pensaba Alicia-. ¿Qué tiene de divertido leer un libro en el que no hay dibujos ni diálogos?”.

Estaba considerando- con gran lentitud y sopor, a causa del calor del día- si el placer de trenzar una guirnalda de margaritas le daría el impulso suficiente para levantarse a recolectar las flores cuando, de pronto, un bonito Conejo Blanco de ojos rosados pasó corriendo a su lado.

Alicia en el País de las Maravillas

Sigue leyendo…

CORRER ES DE VALIENTES

Los libros de #lasalteradasysuslibros siguen viajando de norte a sur, de este a oeste… y al revés. Durante el mes de enero tuve el libro de Cuka en casa y como las chicas de Mama Mint habían dado instrucciones en @lavueltaallibroen365dias de que tocaba plasmar SUEÑO POR CUMPLIR, empecé a pensar. El proceso mental fue variopinto hasta decir basta: del “no se me ocurre nada, no se me ocurre nada, no se me ocurre nada”, pasé a una idea de lo más superficial (hasta imprimí fotos para hacerlo así, banal… pero banal, banal) y de ahí salté a una idea mística a reventar. Así, sin punto medio. Y al final… llegó el punto medio él solito, simplemente había que esperar.

Sigue leyendo…